Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Click Aqui Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Página  de Inicio Publica Aquí tus Eventos Enterate de los próximos Cursos Consulta Aquí nuestra Revista Electrónica Publica aquí tus Avisos a la Comunidad GRATIS Publica aquí tus Memoria de Eventos Publica aquí tus noticias Tienda Mapa Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido Bienvenido
Bienvenido
Revista Electrónica Expresión Espiritual / Biblioteca
Biblioteca

Artículos de Opinión

Temas:

plumita
Dialogo Ecuménico
e Interreligioso

 

Editoriales

Noticias

Libros

Memorias

.

 

Artículos de Opinión


PRINCIPIA THEOLOGIAE
(0110B)
Por Pbro. Atanasio Yanes
Atenas, Grecia.

El título mismo de este trabajo es digno de especial consideración crítica. ¿Es posible hablar de “principios de la teología”? Estos principios, en caso de que sea viable corroborar su existencia y su pertinencia, ¿se presentan sólo en el orden formal, o constituyen contenidos a priori de todo pensar teológico en absoluto? La extensión propia de tales principios, siempre que sea posible dar cuenta de ellos, ¿es de suyo universal, con independencia de los contextos y momentos históricos, y de toda forma de subjetividad o, por el contrario, dependen y se determinan necesariamente en un específico contexto histórico-social, con arreglo a una determinada “episteme” y se fundamentan en, a la vez que son expresión de, una subjetividad concreta que constituye el horizonte de autoconsciencia del ser humano en el cronotopos de su experiencia cultural?

Muchas de estas interrogantes se intentan responder en la exposición misma de los mencionados Principia. De hecho, en muchos casos, el responder en sí no es sino el enunciado de los mismos....

Lea el resto de este artículo aquí>

 

.

SOBRE EL AMOR CRISTIANO
(0107BEsp)
Por P. Atanasio Yanes

Fragmentos de la homilía de San Juan Crisóstomo.

No cabe duda de que San Juan Crisóstomo ha sido, es y será siempre uno de los más importantes expositores, comentadores y exegetas de la Doctrina Cristiana y la vivencia espiritual que a través de los siglos la acompaña. Como su nombre indica (Crisóstomo significa en griego “el de la boca de oro”), San Juan Crisóstomo fue el teólogo más excelso de la llamada “Escuela de Antioquía”,1 desde el inicio reconocido como un preclaro orador, expositor de un verbo teológico-exhortativo especialmente iluminado por el Santo Espíritu de Dios, y firme defensor, en la praxis de su intensa vida coronada por la santidad y la deificación, de los principios y la Enseñanza que predicaba. De hecho, una de las características más admirables del Santo, es la absoluta coherencia entre su palabra y su vida, entre su predicación y su experiencia vital, por lo cual hubo de sufrir exilio, habiendo sido Arzobispo de Constantinopla, hasta terminar su vida terrena en el año 407, a la edad de 62 años,2 físicamente alejado de su Cátedra, pero espiritualmente consagrado al ejercicio de sus deberes como Jerarca de la Cristiandad. Fue autor de una de las Divinas Liturgias, junto con la de San Basilio Magno, utilizadas por la Iglesia Ortodoxa para el ejercicio mistagógico-eucarístico.....

Lea el resto de este artículo aquí>

Sección: La Palabra de Dios desde Grecia
Atanasio
Pbro. Atanasio Yanes
Atenas, Grecia.

Nota Importante: Expresión Espiritual presenta esta información como un servicio a la comunidad.
La veracidad y las opiniones de lo aquí presentado es responsabilidad los autores y
expresan su opinión personal la cual puede no coincidir
con la de los editores.